sábado, 4 de febrero de 2017

SEÑOR ¿QUE QUIERES QUE HAGA?

La imagen de hoy dice: ¿Qué pide Dios de mi?

Comenzamos por reconocer que Dios es bueno y misericordioso, que nos conoce más que ninguna otra persona, porque nos creó. 
El Señor sabe lo que podemos y no podemos hacer, porque en cada uno de nosotros puso un don, la gracia para diferentes tareas y trabajos. 
Necesitamos tener discernimiento para darnos cuenta de que desea Jesús que nosotros hagamos para su Gloria. 
No todos sus hijos podemos hacer las mismas cosas, ni los mismos ministerios. 
Por eso es bueno recordar a quién estamos sirviendo, Dios se agrada de sus hijos que le sirven con la gracia que le fue dada por Él; con entusiasmo, con alegría, y generosidad.
Piense por un momento si usted le exigiría a su hijo, el cuál tiene facilidad y talento para las matemáticas, que se inscriba en un taller de escritura, si no tiene facilidad para eso. O en un concurso de eso para lo que no tiene esa capacidad. Su hijo lo consideraría malo por exigirle lo que no puede hacer. O a un carpintero, se lo obligue a trabajar como electricista, porque eso lo va a frustrar y se va a sentir inútil.
DIOS ES BUENO, nos conoce bien, por eso usa los dones y capacidades que Él nos dio para que lo usemos para su Gloria, en el servicio a Él. 
Jesús valora cada cosa que usted hace para Él, es importante que lo sepa, para que viva sirviéndole con alegría, sabiendo que está dentro de la voluntad de Dios.
¿Para quién hace lo que usted hace en la iglesia? ¿A quién quiere agradar usted? 
Si usted esta sirviendo a Dios, en el área donde puede usar los dones y talentos que Dios le dio, tenga paz y avance en el nombre de Jesús.
En el camino de Dios no hay nada más triste que sentirse culpable o en falta, por no poder hacer esas cosas que no puede,  que no le nacen, porque le genera inquietud e inseguridad.
Si bien es bueno ir aprendiendo diferentes tareas dentro de la obra, es bueno que se capacite y el Espíritu Santo le muestre si va a ser de bendición para usted y para los demás que usted lo que haga. 
Dios nunca nos pide más de lo que podamos dar, juntamente con lo que nos pide que hagamos, nos dará la guía y la capacitación del Espíritu Santo.
Este año, propóngase servir a Jesús con amor, con alegría, usando sus capacidades para el Reino de Dios, sin compararse con nadie porque cada uno tiene su propio don.
Si le proponen hacer algo que le excede, ore, pídale la guía al Espíritu Santo que le muestre la voluntad de Dios, luego tome la decisión cuando sienta la paz de Dios en su corazón. 
Dice la Palabra de Dios: "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís". Colosenses 3:23-24

NO PERMITA QUE NADIE LE ROBE LA ALEGRÍA DE SERVIR AL SEÑOR

Dios le bendiga
Susana Goglián

"ME CONOCE BIEN"
Alejandra Carnival - Catedral de la fe

Suscríbase en la parte superior de Derecha del Blog 
o Haga clic en siguiente enlace el:
y Reciba los Devocionales electrónico por en su correo todos los días


TWITTER:   @susanagoglian

Suscríbase a un canal millas de  YouTube