domingo, 23 de abril de 2017

"¿USTED DE QUIEN DEPENDE?"


La imagen dice: "Descansa en la Soberanía de Dios"

¡Qué difícil sería vivir esta vida totalmente solo! Hay momentos en que los problemas y las necesidades nos sobrepasan, entonces pienso: ¡Pobre de aquel que no tiene su confianza puesta en Dios!
Porque para los que confiamos en Dios, a pesar de que pasamos por los mismos problemas, enfermedades y necesidades, tenemos a quién recurrir; sabemos que oramos - orar es hablar con Dios - y Él siempre nos escucha, a toda hora, estemos donde estemos, no solo en la iglesia; si no en tu hogar, en tu trabajo, en la calle.
Dios espera que aprendamos a depender de Él siempre, porque está a nuestro lado las veinticuatro horas del día, solo desea que elevemos una oración, le digamos lo que nos sucede y como un Padre amoroso, que todo lo puede, nos contesta, nos provee para cada necesidad.
A veces queremos todo ya, o ayer, pero Dios toma su tiempo para probar nuestra fe, porque si tuviéramos todo al alcance de la mano en todo momento, seguramente nos olvidaríamos de orar, de buscar, de clamar y dejaríamos de depender de Él.
En Marcos  3:14 dice que Jesús nos llamó para que estuviéramos con Él. ¡Qué hermoso! En primer lugar la Biblia resalta ese hecho maravilloso, de que Dios siendo quien es, el dueño de todo lo que existe, desea que estemos con Él. 
¿No lo emociona pensarlo?
Si alguna personalidad famosa lo mencionara ¿usted no se sentiría honrado y emocionado por el simple hecho de que lo conoce? ¿Cuánto más Dios, el creador del cielo, de la tierra y de todo lo que existe, que es quién le dice: quiero que estés conmigo? A mi me emociona muchísimo pensarlo y saberlo.
Hay personas que creen que Dios está tan ocupado, que hay que ir corriendo detrás de Él rogándole que algún día lo escuche, o directamente no acuden a Él, porque dicen para sí, está tan ocupado con cosas mucho más importantes ¿por qué me va a escuchar a mi? 
Están muy equivocados, se olvidan o no saben, que Dios es Omnipresente, está en todos lados al mismo tiempo, no está limitado como el hombre que no puede estar en más de un lugar al mismo tiempo, aunque a veces querríamos ¿no? pero es imposible. 
Dice la Biblia: "Acercaos a mi y yo me acercaré a vosotros" Santiago 4:8 
Así de simple, usted da un paso hacia Dios y Él da un paso hacia usted. Usted ora, Dios lo escucha, Si usted lo escucha y busca su presencia, Dios le habla y le guía.
Dios le proveerá todo lo que usted necesite, dice la Biblia: "Mi Dios pues, les suplirá todo lo que les falte, conforme a sus riquezas en Gloria en Cristo Jesús". Filipenses 4:19. 
Dios además es Todopoderoso, no hay nada que Él no pueda hacer.
Pero es importante saber que debemos acudir a Él, demostrándole que necesitamos de su provisión, en todas las áreas de nuestra vida. 
Es como una relación padre e hijo. Imagínese por un momento que la maestra le pida a su hijo una lista de útiles al comenzar las clases, el niño no tiene el dinero para comprárselos, obviamente. ¿Usted que esperaría qué él haga, que se ponga triste, que llore porque al otro día no va a poder llevar los útiles porque no los puede comprar? ¿Qué se enoje con la vida y con el gobierno porque los niños no tienen dinero para suplir sus propias necesidades? ¿O que le de la lista a usted y le diga: mamá, papá, la maestra me pidió estas cosas ¿me las comprás?  ¿No es más lógica esta última opción? 
Con Dios pasa lo mismo, somos sus hijos si hemos recibido a Jesús en nuestro corazón como Salvador y Señor, si nos hemos arrepentido de nuestros pecados, ya somos sus hijos, entonces nuestro Padre, espera que le digamos todo lo que necesitamos y todo lo que sentimos en nuestro corazón por Él, eso es orar.
¿Sabe que hay una promesa para usted? No debe olvidarla en ninguna circunstancia de la vida, por favor no la olvide, no pierda tiempo entristeciéndose, llorando, somatizando en enfermedades por la amargura. 
La promesa está en Jeremías 33:3 dice: "CLAMA A MI Y YO TE RESPONDERÉ" 
Atención, se lo está diciendo Alguien que cumple lo que promete. 
Siempre en cada momento de su vida, por favor, aprenda a depender de Dios.
Le cuento una intimidad, si yo no dependiera del Espíritu Santo de Dios, no podría escribir estos devocionales cada día, solo Dios lo hace posible, Él me dicta cada reflexión y luego que termino, yo la leo para ver que escribí, de esa manera me doy cuenta que no escribo sola. 
Así ocurre con cada cosa que hagamos en la vida, si dependemos del Señor, no tendremos que solucionar solos nuestros problemas, Jesús siempre estará con nosotros. Gloria a Dios.

JESÚS LE AMA NO SIGA ADELANTE SIN DEPENDER DE ÉL

Dios le bendiga
Susana Goglián

"SIN TU MIRADA" 
Gilberto Daza


Descargue la App gratis:
Suscríbase en la parte superior derecha del blog 
o haga clic en el siguiente link:
y reciba los devocionales por  mail 
en su correo todos los días

Sígame EN FACEBOOK


TWITTER:  @susanagoglian