lunes, 15 de abril de 2013

VALORAR LO QUE TENEMOS

¡Qué importante es aprender a valorar lo que tenemos a tiempo!
Lo más habitual es valorar las cosas que perdemos; en ese momento lamentamos no haberlo valorado a tiempo.
Tantas veces nos quejamos por tantas cosas, situaciones, nos quejamos de personas; pero en días especiales lamentamos no tenerlas.
¿Cuántos hijos se quejan del padre o de la madre cada día? Luego son los mismos que cuando los pierden y llega el día de la madre o del padre, con lágrimas en los ojos, dicen: "yo ya nos los tengo"
Nos quejamos por no tener una casa más grande o más cómoda, o en un barrio que no nos gusta tanto... y de repente cuando la perdemos, añoramos esa casa y nos parece en nuestro recuerdo una casa  maravillosa.
Dios nos ayude a valorar a las personas que tenemos a nuestro alrededor, por más difíciles que sean y a las cosas que tenemos ahora, como la provisión que Dios nos dio hoy. 
No hay nada mejor para Dios que vernos como personas agradecidas.
La Biblia dice en Hebreos 13:5: "Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora, porque él os ha prometido no te dejaré, ni te desampararé"
Démosle gracias a Dios por lo que tenemos hoy. Necesitamos demostrarle el amor que sentimos a nuestros seres queridos HOY, no esperemos a que sea tarde. Ese "te quiero mucho" que todos necesitamos, ese "te extrañé" que sale de nuestro corazón,  " que bien hiciste eso...", nuestra familia, amigos, hermanos en Cristo, lo necesitan tanto como nosotros.
Sembrá amor y eso mismo vas a cosechar. No esperes amor si sembrás indiferencia.
Jesús te ama y te lo demostró en la cruz del calvario, en ese lugar te dijo: TE AMO. Nos dejó ejemplo, porque no recibimos lo que Jesús hizo por nosotros porque lo mereciéramos,  fue por gracia, solo por amor.

VALORÁ LO QUE DIOS TE ENTREGA HOY

Dios te bendiga
Susana Goglián