sábado, 11 de mayo de 2013

"AUTORIDAD ESPIRITUAL"

¿Qué pensaría de un soldado que va a la guerra, tiene armas, está autorizado a usarlas, pero va al frente de batalla y no las usa? ¿Qué cree que hará el enemigo? Evidentemente aprovechará la oportunidad para matarlo a él y a todos los que estén cerca de él, si él tuviera la responsabilidad de protegerlos.
Muchos cristianos viven así, la Palabra de Dios dice: Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario, el diablo,  como león rugiente, anda buscando  a quién devorar. 1 Pedro 5:8
Pero Dios ya nos dio las armas para defendernos, el tema es que no las usamos en el momento oportuno, cuando vienen las pruebas, las luchas, nuestros seres queridos reaccionan de la manera que no esperamos, recibimos ataques injustos, nos arrinconamos a llorar o nos llenamos de resentimiento. Pero esa no es la actitud correcta. 
Dios nos dio todas las armas para vencer al diablo, que es un pobre diablo que no soporta ni siquiera escuchar el nombre poderoso de Jesús. 
Despertemos, no nos dejemos avasallar más por el enemigo.
Dios nos dio la espada de la fe que es su Palabra. Jesús mientras estuvo en la tierra, se defendió del diablo siempre con la Palabra de Dios y el diablo lo dejaba.
Tenemos como decía antes el nombre de Jesús, cuando nos paramos frente a la adversidad y reprendemos el espíritu que nos está atacando en el nombre de Jesús, no hay diablo que se resista, tiene que huir, solo o con la persona que fue tomada por él para destruirLe.
No pierda más tiempo; también tenemos el escudo de la fe para resistir los dardos de fuego del maligno, dice la Palabra de Dios en Efesios 6. Tenemos toda la armadura de Dios para protegernos cada día. 
Aprenda cada parte y todos los días antes de comenzar el día o antes de salir a la calle pongasela, si,eso es lo que hay que hacer, mencionar cada parte de la armadura de Dios, y en fe vestirse con ellas. 
Desde que mis hijos eran muy chicos, antes de salir nos poníamos juntos la armadura de Dios, orando antes de irnos. Ahora lo hago sola ya son grandes, pero creo que ellos lo siguen haciendo, eso espero.
Decimos así (tomá tu biblia en Efesios 6 desde el versículo 10) 
Me pongo el yelmo de la salvación (tocándote la cabeza) calzo el apresto del evangelio de la paz (en los pies), ciño mis lomos con la verdad, (tocándote el estómago) me pongo la coraza de la justicia (tocándote el pecho) tomo el escudo de la fe (tomala en una mano) y la espada de la Palabra (en la otra mano)
Y nosotros agregamos: Y avanzo en el  nombre de Jesús.
Si no sale desnudo a la calle, porque directamente lo llevarían preso,  no puede salir a la calle sin la ropa espiritual. Le recomiendo que lo tome por costumbre, aprenda cada parte y pongasela todos los días.
Luego frente a los ataques y las luchas diarias, tome la autoridad que Dios le dio por ser su hijo, y dígale al problema o si es con alguna persona, no se lo diga en la cara, pero retírese y dígalo en voz alta: Reprendo el espíritu de división (por ejemplo) o lo que el Espíritu Santo le muestre que es la causa de la situación que está viviendo.
Siempre reprenda en el nombre de Jesús, pero con fe y con autoridad, no sea que haga como el soldado que mencioné al principio.
Tiene autoridad en el nombre poderoso de Jesús, no se deje engañar por ninguna voz que le diga lo contrario. 
¿Quiere ver como funciona? Mire este sorprendente video, pero recuerde, esa es la actitud, no discuta con nadie, aléjese un momento, reprenda en el nombre de Jesús al espíritu que le está robando la paz y échelo fuera en el nombre de Jesús.
Mire este video:

video

Dios le bendiga
Susana Goglián