sábado, 7 de octubre de 2017

"NO LE HAGAS A OTROS LO QUE NO TE GUSTA QUE TE HAGAN"


La imagen de hoy dice: 
"No  hagas a los demás lo que no quisieras que te hagan a ti"

Mis hijos cuando eran chicos y hasta la adolescencia estaban cansados de escucharme decir siempre  esta frase, pero es una regla de oro para las relaciones interpersonales.  No le  hagas a los demás lo que no quieras que te hagan"
Creo que nadie puede decir que no sabe lo que quieren los demás; porque con solo pensar en lo que no nos gusta que nos hagan, podemos deducir que cosas, no le gustan a los demás.
Por ejemplo: ¿A usted le gusta que le mientan? Entonces contésteme sinceramente: ¿A la persona que tiene frente a usted, le gustará que le mientan? 
¿A usted le gusta que le griten? A la persona que está con usted ¿Le gustará que le griten?
Cuando sube al colectivo cargada con bolsos o con un bebé en brazos ¿le gusta que le den el asiento? ¿Le gustará a otra persona lo mismo?
¿Le gusta ver una cara sonriente o personas serias y de mal humor?...
¿Le gusta tratar con personas hipócritas que le muestran una sonrisa, pero después mienten sobre usted con otras personas? ¿A los demás que les gustara?
Es bastante fácil saber lo que no le gusta a la gente que le hagan entonces.
La armonía que reinaría en nuestras familias, en el trabajo, con nuestros amigos, en nuestra iglesia;  serían maravillosas; solo requiere que cada persona se haga responsable de no hacerle a otros, lo que no le gusta que le hagan.
Dejando de lado el egoísmo y tomándonos unos segundos antes de actuar y pensar  y frenarnos, con eso sería suficiente.
Cuando llegué a la iglesia, me enseñaron a formularme una pregunta muy práctica, me dijeron que cuando tuviera dudas sobre si algo que estuviera por hacer, sería bueno o malo; pensara:  ¿Jesús lo haría? ¿Lo podría hacer a la luz del día y a la vista de toda la gente? Y así obtendría una respuesta muy clara antes de hacerlo.
Cuando tomamos la decisión de vencer la tentación de mentir, de gritar, de engañar a nuestro prójimo, de envidiar; nos sorprendemos al comprobar que la bendición de Dios viene a nosotros como un  bumerang, como un premio por vencer la tentación de hacer lo incorrecto.
Lo invito a poner en práctica esto durante 24 hs. Si le resulta siga un día a la vez, verá cómo mejoran sus relaciones con todos los que le rodean.
La Palabra de Dios dice: "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, pero fiel es Dios, que no los dejará ser tentados más de lo que podáis soportar, porque  juntamente con la tentación les dará la salida para que puedan soportar" 1 Corintios 10:13
RECUERDE: TODO LO QUE SE SIEMBRA, SE COSECHA, SEA BUENO O MALO, 
ESTO NUNCA FALLA.

Dios le bendiga
Susana Goglián
"DI LA PALABRA" Mariana Sa



TWITTER:  @susanagoglian

Suscríbase a mi canal de YouTube


SÍGAME EN FACEBOOK
Ingrese a este link y marque ME GUSTA EN LA PAGINA